La alegría que transmitían Genoveva y Raúl fue increíble, fue sin duda un momento que recordarán a lo largo de su vida. Muchos detalles hicieron de este día inolvidable y les doy gracias por permitirme haber estado con ustedes.